"Love Will Tear Us Apart" el último suspiro de Joy Division



Esta semana fue el aniversario 41 de la canción más popular de Joy Division, la cual nos da un claro panorama de lo que sería el New Wave que dominaría los 80's. Lo curioso es que el vocalista y compositor, Ian Curtis, jamás vivió para ver el éxito que cosecharía este hit, pues trágicamente se estrenó un mes después de su suicidio. Aquí te contamos más al respecto.


PLACERES DESCONOCIDOS


Para finales de los 70's Joy Division ya era considerada una banda de culto debido a sus intensas presentaciones, una fanbase chica pero sólida y un "Unknown Pleasures" que más adelante sería considerado como uno de los mejores discos de la historia. Sin embargo eso no era suficiente como para llenar estadios o ser un referente fuera de Inglaterra.

Por otro lado, la vida de Ian Curtis pasaba por un momento de quiebre, pues su matrimonio con Deborah Woodruff, pues las peleas eran cada vez más frecuentes y no ayudaba el hecho de que se aproximara una bebé en camino. Por si fuera poco, el vocalista también estaba luchando contra la epilepsia la cual lo dejó tirado en el escenario en varias ocasiones.


Todo lo anterior influenció por completo lo que sería su segundo material titulado "Closer", pero dónde se haría más evidente sería con el futuro himno "Love Will Tear Us Apart".


UN FUGAZ E INESPERADO FINAL



Empezando el año 1980 la banda se embarcó en un extenso tour para promocionar "Closer", pero los desvelos, la presión y todas las horas viajando empezaron a afectar de manera directa la salud de Ian, al punto de que las convulsiones y su epilepsia ya eran incontrolables. Sumando todo esto con sus problemas matrimoniales, el vocalista cayó en una fuerte depresión de la cual nadie lo podría salvar. De hecho intentó suicidarse al poco tiempo con una sobredosis, pero el intento fue fallido.


La banda tenía que cumplir con el resto de su gira, pero la salud de Curtis impedía que pudiera cantar el set completo, por lo que el resto del grupo tuvo que invitar a integrantes de otros proyectos para que participen en algunas canciones, pero esto solo ocasionó que la gente se moleste al grado de tirarles botellas. Después de este incidente Joy Division canceló el resto de su tour en abril con la idea de retomarlo en Mayo para presentarse en Canadá y Estados Unidos. Ian estaba entusiasmado por conocer América, sin embargo le preocupaba como el público de dichos países reaccionarían a su epilepsia y además su relación con Deborah empeoraba debido a la aventura que el frontman tenía con la periodista Annik Honoré. Un día antes que la banda se fuera de gira por América, se confirmó el suicidio de Ian Curtis a sus 23 años.


EL LEGADO



Pese a que Ian no pudo disfrutar del éxito de esta canción, muchos la catalogan como la más personal que llegó a componer. Incluso en su tumba podemos leer el título de dicho track. La canción fue la primera en llegar a los charts británicos, posicionándose en el #13 e incluso llegando al #42 en Billboard en Estados Unidos en 1981, pero regresaría a las listas en 1983 hasta 1984, en 1995 e incluso en 2007.


Muchos artistas han covereado este clásico, incluso New Order en cada presentación, demostrando el cariño y respeto que tienen por su difunto amigo. NME, Spin y Rolling Stone Magazine la han considerado como una de las mejores canciones de toda la historia.


Escucha a Joy Division y más leyendas en nuestra playlist de Late Night, con lo mejor del rock, metal, hip hop y más.